Skip to page content

Hoja Informativa sobre la Hepatitis C

¿Qué es la hepatitis C?

La hepatitis C es una infección viral que afecta al hígado. La hepatitis C empieza como una infección aguda, una enfermedad a corto plazo que ocurre en los seis primeros meses después de ser infectados.

En la mayoría de los casos la hepatitis C se queda en el cuerpo y se convierte e una infección a largo plazo o crónica. Esto ocurren en aproximadamente en el 75%-80% de personas con hepatitis C.

¿Cómo se contagia la hepatitis C?

La hepatitis C es un virus transmitido a través del contacto directo con la sangre de una persona infectada. El virus es comúnmente transmitido a través de agujas y jeringas compartidas en los drogadictos. Los trabajadores de salud también están en riesgo por accidentes al inyectar y los bebés de madres con hepatitis C.

De manera menos común, la hepatitis C se transmite a través del contacto sexual con una pareja infectada u compartiendo objetos como cuchillas de afeitar y cepillos de dientes.

La hepatitis C no se contagia compartiendo vasos y cubiertos, abrazándose, tomándose las manos o amamantando.

¿Qué tan común es la hepatitis C?

Se estima que alrededor de 3.2 millones de personas en los Estados Unidos viven con una infección de hepatitis C crónica, y la mayoría no se sienten enfermos ni saben que están infectados, de acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Hay aproximadamente 17,000 casos nuevos de hepatitis C cada año en los Estados Unidos, muchos de los cuales no se reportan.

Descargar pdf, (91 kb)



¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis C aguda?

Alrededor del 75% de personas con hepatitis C no presentan síntomas. Cuando los síntomas ocurren, se pueden desarrollar en un par de semanas y hasta seis meses después de ser infectados (el promedio es seis semanas) y pueden incluir:

  • Ictericia (amarilla miento de la piel y los ojos)
  • Nausea y vomito
  • Orina de color obscuro
  • Dolor en las articulaciones (artritis)
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre
  • Fatiga (sentirse cansado todo el tiempo)

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis C crónica?

La mayoría de personas con hepatitis C crónica no presentan síntomas. Sin embargo, incluso sin síntomas, las personas con hepatitis C crónica están en riesgo de enfermedades del hígado muy serias como el cáncer, la cirrosis (cicatrices en el hígado) o fallos en el hígado, todos fatales (pero pueden no mostrar señales durante muchos años). Las enfermedades causadas por la hepatitis C crónica son la principal causa para los implantes de hígado en los Estados Unidos.

 

Exámenes/Diagnostico

Hay varios exámenes de sangre para la hepatitis C y se pueden realizar en una sola prueba o en una combinación de varias.

Reduzca el riesgo

No existe una vacuna contra la hepatitis C, pero hay formas disminuir las probabilidades de ser infectado:

  • No comparta objetos que puedan contener sangre como las cuchillas de afeitar y los cepillos de dientes
  • Las personas que se inyectan droga nunca deben compartir jeringas, agujas u otro equipo.
  • No done sangre o órganos si está infectado con la hepatitis C.

La hepatitis C no se contagia comúnmente a través del contacto sexual. Sin embargo, si su pareja tiene el virus, usar condones u otra barrera de látex (como una dental) puede protegerle.

¿Cuál es el tratamiento para la hepatitis c aguda?

La hepatitis C aguda es típicamente una infección de corta duración y no existe un medicamento específico para tratarla. Los médicos frecuentemente recomiendan descansar, tomar muchos líquidos y comer una dieta balanceada.

¿Cuál es el tratamiento para la hepatitis C crónica?

Cualquiera con hepatitis C crónica debe ser referido a un médico con experiencia en el tratamiento de la hepatitis y las enfermedades del hígado. Existen varios medicamentos disponibles para tratar la hepatitis C crónica pero no todos los casos requieren tratamiento. Es importante que los pacientes con hepatitis C crónica sean evaluados por enfermedades del hígado.

Una persona con hepatitis C debe evitar el alcohol y debe consultar con su médico antes de tomar suplementos o medicinas sin prescripción médica (ya que algunos productos pueden hacer daño al hígado).

Fuentes

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades:

National Institute of Allergy and Infectious Diseases (Instituto Nacional Para el Control de Alergias e Infecciones)