Skip to page content

Hoja Informativa Sobre la Citología vaginal

¿Qué es la citología vaginal?

La citología vaginal es una prueba que busca células o cambios anormales en la cérvix. La cerviz es la parte baja del útero que abre hacia la vagina. Los cambios celulares se pueden desarrollar en la cérvix y si no son detectados, pueden llevar al cáncer cervical. El cáncer cervical casi siempre se puede prevenir por eso las citologías vaginales son muy importantes.

¿Todas las mujeres necesitan citologías vaginales?

Después de los 65 años las mujeres no necesitan citologías vaginales, si han tenido resultados normales por más de 10 años.

Las mujeres con histerectomía (donde se ha removido la cérvix) no requieren citologías. Sin embargo, si la histerectomía se realizó por cáncer cervical o cambios celulares pre cancerígenos, entonces si son necesarias. Consulte con su médico para ver que recomienda para usted.

¿Cómo se realiza la citología vaginal?

Un médico utiliza un instrumento llamado especulo que va dentro de la vagina y la abre para ver bien la cérvix. Inserta un pequeño palo o cepillo para tomar muestras de las células alrededor y dentro de la cérvix. La muestra se envía al laboratorio donde es examinada bajo un microscopio para ver si hay algunas células anormales presentes.

Descargar pdf, (136 KB)


¿Es lo mismo una citología vaginal que un examen pélvico?

No, aunque la citología vaginal se puede hacer como parte del examen pélvico. Durante el examen pélvico, el medico siente los órganos reproductivos (cérvix, útero, vagina, ovarios y tubos de Falopio) para ver su tamaño y forma.

¿Cuáles son las causas del cáncer cervical?

El cáncer cervical es causado por ciertos tipos de virus del papiloma humano (VPH), una de las infecciones de transmisión sexual más comunes en el mundo. Mas de la mitad de las personas activas sexualmente van a tener el VPH genital en su vida. En cualquier momento, aproximadamente 20 millones de Americanos tienen la infección genital VPH.

La mayoría de los casos de VPH no causan problemas y el cuerpo es capaz de combatirlos naturalmente. A veces el VPH causa cambios en las células cervicales que si no desaparecen por si solos, en algunos casos llevan al cáncer y las verrugas anales y genitales.

¿Cómo puede alguien contraer el VPH?

El VPH se pasa por contacto directo de la piel durante el sexo vaginal, anal y oral con alguien infectado. La mayoría de los casos de VPH se contagian por parejas que no tienen signos visibles o síntomas y que no saben que tienen el virus. Una persona puede tener VPH por muchos años sin saber.

¿Cuándo deben las mujeres empezar a realizarse citologías vaginales?

La mayoría de las mujeres deben examinarse a partir de los 21 años.

¿Qué tan frecuentemente deben las mujeres realizar la citología vaginal?

No es lo mismo para todos, depende de factores como la edad de la mujer, historial de salud, recientes resultados de otras citologías y si ha tenido o no el VPH. Pregunte a su médico que tan frecuentemente debe realizarse una citología. La mayoría de las mujeres se realizan una prueba cada dos años. Después de los 30, las mujeres que tienen tres citologías vaginales normales pueden pasar hasta tres años sin realizarse una pero esas decisiones deben realizarse con su médico.

 

¿Que ocurre con los exámenes VPH?

Las citologías se pueden hacer en combinación con un examen para detector el VPH, una prueba especial que determina si la mujer tiene el tipo de VPH que causa cáncer cervical.

Los exámenes VPH son aprobados para el uso (junto con una citología vaginal) para:

  • Las mujeres de 21 años o mas que tienen resultados inconclusos de la citología vaginal. Conocer si una mujer tiene VPH ayuda al médico a saber quién está en riesgo de cáncer cervical.
  • Examinación del cáncer cervical para las mujeres mayores de 30 años

Los examines VPH no son aprobados en el uso rutinario del cuidado de mujeres menores de 30 años porque las infecciones VPH en estas edades son muy comunes pero desaparecen rápidamente. En las mujeres mayores de 30 años, las infecciones VPH no se resuelven tan fácilmente así que los exámenes VPH ayudan a determinar quienes requieren seguimiento.

¿Qué ocurre si la citología vaginal es anormal?

Las citologías pueden ser anormales por diferentes razones incluyendo infecciones, haber tenido sexo recientemente, usar tampones y ducharse. A veces una citología vaginal anormal indica la presencia de células anormales en la cérvix.

Si la citología vaginal es anormal pero no se sabe porque, la mujer puede realizarse otro examen algunos meses después. O su médico puede querer examinar por VPH (vea la siguiente sección para más información sobre estas pruebas).

Si la citología vaginal indica que hay células anormales (pre cancerígenas) presentes, las mujeres usualmente son referidas a realizarse otro procedimiento diagnostico conocido como colposcopia donde se examina la cérvix con un microscopio especial que se mantiene por fuera del cuerpo. Se toman pequeñas muestras (llamadas biopsias) de cualquier área que se vea sospechosa.

Los cambios celulares cervicales usualmente no son peligrosos y en la mayoría de los casos no resulta en cáncer. El tratamiento depende de los resultados de la citología vaginal y si se realizó el examen para el VPH, los resultados de aquel. Los cambios celulares anormales típicamente se resuelven por si solos, así que se pueden realizar varias consultas en lugar de tratamiento. Cuando el tratamiento es necesario, usualmente se realiza de forma ambulatoria y es muy efectivo en la prevención del cáncer cervical.

 

¿Cómo prepararse para una citología vaginal?

Para que la citología vaginal sea tan precisa cómo es posible, hay varias cosas que las mujeres pueden evitar hasta 48 horas antes del examen:

  • Tener sexo
  • Usar tampones
  • Ducharse
  • Usar lubricación vaginal
  • Insertar cremas, supositorios o medicamentos a la vagina
  • Usar spray vaginal o polvo

¿Además de las citologías, que se puede hacer para reducir el riesgo de cáncer cervical?

Hay dos vacunas para proteger contra el VPH. Ambas son efectivas en bloquear las infecciones de VPH en la mayoría de los canceres y son recomendada des para las niñas entre 11 y 12 años y otra para las mujeres entre 13 y 26 años que no se han vacunado previamente contra el VPH. Las mujeres que son vacunadas contra el VPH todavía necesitan citologías vaginales.

 

Fuentes:

Office on Women’s Health

National Institutes of Health

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades