Skip Navigation
  • Text Size: A A A
  • Print
  • Email
  • Facebook
  • Tweet
  • Share
  • Print
  • Email
  • Facebook
  • Tweet
  • Share

La Cirujana General da a conocer nuevo informe sobre el tabaquismo entre los jóvenes de los EE. UU.

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Jueves 8 de marzo de 2012
Contacto: Oficina de prensa de los CDC
(770) 488-5493

Más de 3.6 millones de jóvenes fuman cigarrillos

La Cirujana General de los EE. UU., la doctora Regina Benjamin, dio un impulso hoy a la lucha contra el tabaquismo entre los jóvenes con la publicación del Informe de la Cirujana General Prevención del Tabaquismo en los Jóvenes y adultos jóvenes. Este informe muestra en detalle la amplitud, las consecuencias en la salud y los factores que influyen en los jóvenes a consumir productos del tabaco, y las estrategias que han demostrado ser eficaces para prevenir su uso.

Para ayudar a difundir mejor los resultados del informe y los pasos que cada estadounidense puede tomar para unirse a la lucha contra el tabaquismo en los jóvenes, la cirujana general también publicó una guía con información práctica sobre cómo abordar el consumo de tabaco en los jóvenes llamada Prevención del tabaquismo en los jóvenes y adultos jóvenes: podemos lograr que la nueva generación esté libre de tabaco. Además, la Oficina de Tabaquismo y Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades lanzará el Concurso de Video de la Cirujana General para que los jóvenes participen en la creación de videos originales que destaquen uno o más de los hallazgos clave del informe. Para más detalles visite www.Challenge.gov.

El tabaquismo es la causa principal de muerte prevenible y prematura; acaba con la vida de más de 1,200 estadounidenses diariamente. Por cada muerte relacionada con el tabaco dos jóvenes y adultos jóvenes menores de 26 años se convierten en fumadores habituales. Casi el 90 por ciento de estos nuevos fumadores fuman su primer cigarrillo antes de los 18 años de edad.  Aproximadamente 3 de cada 4 fumadores de escuela secundaria superior (high school) continúan fumando ya de adultos.

“La publicidad dirigida a ellos fomenta que diariamente más jóvenes empiecen esta mortal adicción”, dijo la Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), Kathleen Sebelius. “Esta administración tiene el compromiso de hacer todo lo posible para evitar que nuestros niños consuman tabaco”.

Esta administración ha emprendido pasos históricos para proteger a los niños de los peligros del tabaquismo, como la aprobación de la Ley de Prevención y Control del Tabaquismo en la Familia (TCA, por sus siglas en inglés), que autoriza a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) a reglamentar los productos del tabaco para evitar que los menores de edad los consuman. La TCA previene el tabaquismo mediante actividades como la verificación de la edad y de las tarjetas de identificación por parte de los establecimientos comerciales, restricciones a la venta de cigarrillos en forma individual y la prohibición de ciertos cigarrillos con sabor a dulce o a fruta. Otras actividades incluyen el apoyo a líneas telefónicas de ayuda para dejar de fumar y  a la implementación de intervenciones por Internet y telefonía móvil para llegar a los jóvenes.  

El informe de la Cirujana General ofrece nuevas pruebas científicas sobre la naturaleza adictiva de la nicotina. Mientras más jóvenes sean las personas al empezar a fumar tabaco, mayor probabilidad habrá de que se hagan adictas y mayor será el nivel de adicción.

“El poder adictivo de la nicotina hace que el consumo del tabaco sea mucho más que una simple etapa por la que pasan la mayoría de los jóvenes. Ahora sabemos que el tabaquismo causa daños físicos inmediatos, algunos de los cuales son permanentes”, dijo la doctora Benjamin. “En la actualidad, más de 600,000 estudiantes de escuela secundaria media y 3 millones de secundaria superior fuman. No queremos que nuestros niños y jóvenes empiecen ahora algo que no podrán cambiar más tarde en su vida".

Si bien los efectos del tabaco en la salud a largo plazo son bien conocidos, este informe concluye que el fumar a una edad temprana presenta riesgos de salud considerables e inmediatos en los fumadores jóvenes. Estos incluyen daño cardiovascular grave y una reducción del funcionamiento pulmonar. Este daño a los pulmones es permanente, causa dificultad para respirar inmediatamente y aumenta el riesgo de enfermedades pulmonares más tarde.

Los fondos usados en la publicidad y promoción de los productos del tabaco superan un millón de dólares por hora, más de 27 millones de dólares diarios, tan solo en los Estados Unidos. Son muy comunes las imágenes y los mensajes que muestran el fumar como algo atractivo y aceptable entre los jóvenes, y los avisos publicitarios de productos del tabaco están claramente a la vista del público en tiendas y por Internet.   

“Podemos y debemos continuar los esfuerzos por acelerar la disminución del tabaquismo en los jóvenes", dijo el doctor Howard Koh, Subsecretario de Salud del HHS. "Hasta que acabemos con la epidemia del tabaco, más jóvenes seguirán haciéndose adictos, más personas morirán y más familias se verán destruidas por el sufrimiento y la pérdida de seres queridos".

Copias del informe completo, así como el informe ejecutivo y la guía de lectura fácil se pueden descargar en http://www.surgeongeneral.gov. Para ordenar copias impresas de estos documentos visite http://www.cdc.gov/tobacco y haga clic en el enlace al catálogo de publicaciones (Publications Catalog) en la sección de Herramientas y recursos (Tools & Resources). Si desea consultar recursos para dejar de fumar visite www.smokefree.gov.